Lola (cuento trabalenguas)

Lola era la inquilina flaca y loca que se colocaba con el coctel de la coca cola con cascola colada. Cada calenda, las lucas que le quedaban las liquidaba en el colocón del coctel que la enloquecía más que el colacao con alcohol etílico o colación de cal con laca y sal. A Quico (el cool del inquilinato) le clavaba los akays en la lata con la que acumulaba la plata levantada en pala de la gilada. Al alba Lola sacaba mil lingotitos de plata de la lata de Quico pa malgastarlos en el licor de cascola blanca con liquido de cola no alcohólica. Mas a Lola, la inquilina flaca y loca que se colocaba con la coca cola con cascola colada, se le salió por la cola la caca. Y con aquel colocón de locura en el coco quiso licuar la caca en la licuadora. Al quedar líquida la colocó y con el colador la coló con el colador en la cacerola con mas cascola y coca cola. Y el coctel cabal de la caca líquida con la coca cola y la cascola coló su coco loco y Lola, la inquilina flaca y loca quedó liquidada. Qué mal final el del Lola.